“Mans Unides” denuncia com afecta la crisis medioambiental a les poblacions més vulnerables

Qui més pateix el maltractament al planeta no ets tu”

Arriba el mes de febrer i amb ell una nova campanya de Mans Unides que enguany girarà entorn de la «cura de la nostra casa comuna», una cura que requereix l’actual deteriorament mediambiental i que minva la dignitat de milions d’éssers humans.

A Mans Unides fa més de 60 anys que acompanyen les comunitats més desafavorides del sud. La seva missió és lluitar contra la fam i la misèria. Però no tan sols contra els seus efectes —vides vulnerables, aixafades i, en molts sentits, inhumanes—, sinó també contra les seves causes. Entre aquestes es troben el maltractament dels drets humans, sobretot els de dones i nenes, que són els grups de població més vulnerables.

Aquesta nova campanya convida a una aguda presa de consciència sobre la dramàtica situació de destrucció que afecta la «casa comuna» amb la consegüent desaparició d’ecosistemes i el deteriorament del territori i la vida de les comunitats més pobres. Segons Mans Unides, aquest sincer reconeixement de l’actual crisi mediambiental ens permetrà pensar com el papa Francesc: «Aquest és el temps oportú per canviar de vida! Aquest és el temps per deixar-se tocar el cor. Davant el mal comès (…), és el moment d’escoltar el plor de totes les persones innocents depredades dels béns, la dignitat, els afectes, la vida mateixa».

L’any 2018 Mans Unides va recolzar directament a 1.422.011 persones a través dels seus projectes impulsats arreu de l’Estat espanyol. El 84,1% dels seus ingressos els va dedicar a finançar projectes de desenvolupament en països del sud i un 5,3% a la sensibilització de la població.

Presentació del Senyor / A / 2020

Llegir la Paraula de Déu

Llegir el Full Dominical

 

 

Lectura Espiritual.

IV Setmana de la Bíblia


Primera carta de Sant Joan

Capítulo 1
1 Lo que existía desde el principio, lo que hemos oído, lo que hemos visto con nuestros ojos, lo que hemos contemplado y lo que hemos tocado con nuestras manos acerca de la Palabra de Vida, es lo que os anunciamos. 2 Porque la Vida se hizo visible, y nosotros la vimos y somos testigos, y os anunciamos la Vida eterna, que existía junto al Padre y que se nos ha manifestado. 3 Lo que hemos visto y oído, os lo anunciamos también a vosotros, para que viváis en comunión con nosotros. Y nuestra comunión es con el Padre y con su Hijo Jesucristo. 4 Os escribimos esto para que nuestra alegría sea completa.

Llegir la carta completa.

Les diòcesis amb seu a Catalunya celebren la IV Setmana de la Bíblia

 

El dia 26 de gener de 2020, diumenge III de durant l’any, se celebrarà el Diumenge de la Paraula, segons ho ha disposat el papa Francesc en la Carta apostòlica Aperuit illis. I la setmana posterior a aquest diumenge —entre el 27 de gener i l’1 de febrer— s’escaurà la IV Setmana de la Bíblia arreu de les diòcesis amb seu a Catalunya amb el lema «Els obrí el sentit de les Escriptures» (Lc 24,45). Aquesta Setmana està organitzada per l’Associació Bíblica de Catalunya, el Centre de Pastoral Litúrgica, l’Editorial Claret, l’Abadia de Montserrat i Ràdio Estel – Catalunya Cristiana i compta amb el patrocini de la Conferència Episcopal Tarraconense.

Com expressa l’arquebisbe Joan Planellas en la seva Carta dominical del diumenge 26 de gener, «el papa Francesc institueix aquest diumenge per tal que tot el poble sant de Déu reflexioni i valori la importància que té llegir i viure el contingut de la Paraula de Déu en la pròpia vida cristiana».

Amb motiu d’aquesta Setmana a la pàgina web www.setmanadelabiblia.cat es poden trobar els diferents actes organitzats arreu dels bisbats i materials d’interès. També s’ha fet una edició de les Cartes del Nou Testament que serà distribuïda per totes les parròquies i comunitats.

Diumenge III durant l’any / A / 2020

Llegir la Paraula de Déu

Llegir el Full Dominical

 

 

Lectura Espiritual.

Setmana de pregària per la unitat dels cristians


Reconciliación: Tirar la carga por la borda
Ac 27, 18-19,21

Como cristianos de diferentes iglesias y tradiciones, por desgracia, hemos acumulado a lo largo de los siglos una pesada carga de desconfianza mutua, amargura y sospecha. No permitamos que la carga del pasado nos impida acercarnos. ¡La voluntad del Señor es que nos deshagamos de esa carga para dar lugar a Dios!


Iluminación: Para encontrar e irradiar la luz de Cristo
Ac 27.20

Cristo es nuestra luz y nuestro guía. Privados de su luz y de su guía, nos desorientamos. Cuando los cristianos pierden de vista a Cristo se convierten en miedosos y se separan unos de otros. Cuando buscamos la luz de Cristo, solemos acercarnos unos a otros para irradiarla claramente y así convertirnos en auténticos testigos de Cristo, la luz del mundo.


Esperanza: El mensaje de Pablo
Ac 27.22 y 34

Como cristianos pertenecientes a iglesias y tradiciones no reconciliadas enteramente entre sí, a menudo nos sentimos desanimados, no avanzamos hacia la unidad visible. Cuando imploramos el don de la unidad visible, hagámoslo con una fe firme, una paciencia constante y una esperanza expectante, confiados en la amorosa providencia de Dios.

Confianza: No tengas miedo, cree
Ac 27, 23-26

En medio de un mar en tormenta, el espíritu y la esperanza de Pablo contrastan con el miedo y la desesperación de sus compañeros. Nuestra llamada común a ser discípulos de Cristo nos lleva a ser signos de contradicción. El amor de Dios es constante, dura para siempre.

Fuerza: Partir el pan para el viaje
Ac 27, 23-26

Al invitar a los pasajeros del barco a tomar alimento, Pau les exhorta a coger fuerza para las pruebas que han de venir. El trozo de pan que toman juntos marca un cambio de actitud entre ellos, dejan de desesperarse y comienzan a sentirse animados. Suspiramos el día en que los cristianos podamos participar en la misma mesa de la cena del Señor y fortalecernos con el mismo pan y la misma copa.

Hospitalidad: Para testificar una humanidad poco corriente
Ac 28.1-2.7

Pasadas las angustias y superados los conflictos de la tormenta, las atenciones de los isleños con los náufragos llegados a la playa fueron vistas como la expresión de una humanidad poco corriente, mostrando el trasfondo de nuestra humanidad. El Evangelio nos dice que, al ayudar a los que se encuentran en un aprieto, manifestamos el amor del mismo Cristo (veg. Mt 25.40). Como cristianos estamos llamados a avanzar en la fe y en la búsqueda del otro con el amor de Dios que abraza a todos, incluso a los que nos lo ponen difícil.

Conversión: Cambiar nuestras mentes y nuestros corazones
Ac 28, 3-6

Los habitantes de la isla entendieron que habían juzgado erróneamente a Pablo y cambiaron de opinión. En nuestra búsqueda de la unidad y la reconciliación a menudo cristianos nos vemos obligados a repensar cómo evaluamos las tradiciones y culturas de los otros. Esto significa una conversión constante a Cristo de nuestras iglesias, que deben aprender a superar la percepción de los demás como una amenaza.

Generosidad: Recibir y dar
Ac 28, 8-10

La historia es una sucesión de dones recibidos y ofrecidos: los isleños dan la bienvenida a Pablo con una humanidad poco corriente; A su vez, Pablo cura al padre de Publio y a los otros enfermos; Estando listos para comenzar el viaje, los 276 pasajeros, que lo habían perdido todo durante la tormenta, recibieron abundantes provisiones. Como cristianos, estamos invitados a prodigarnos con una humanidad poco corriente. Pero para dar, debemos aprender en primer lugar a recibir de Cristo y de los demás. Más a menudo de lo que pensamos, somos receptores de gestos amables de personas diferentes a nosotros. También estos gestos son un reflejo de la generosidad y de la salvación de nuestro Dios. Nosotros, que hemos sido salvados, somos responsables de hacer llegar a los demás lo que hemos recibido.