Inauguración del nuevo ropero Filigrana a Salou

IMG_0916

Este sábado 28 de marzo al mediodía tuvo lugar la inauguración del nuevo ropero de Cáritas Interparroquial de Salou situado en la calle de la Iglesia, justo en frente de la iglesia de Santa María del Mar, en los locales donde se ha hecho hasta ahora la catequesis y que han quedado liberados de esta función a raíz de la última remodelación del conjunto parroquial.

Este ropero funcionaba provisionalmente desde hace tres años en unos locales cercanos y es la concreción del programa de Cáritas Diocesana llamado Filigrana, que también da nombre a este roperos distribuidos por toda la archidiócesis, que tiene por objetivo facilitar el acceso gratuito a la ropa y enseres del hogar a personas con muy pocos recursos. Estas personas han sido previamente acogidas a Cáritas y se les acompaña en varios aspectos, también en esta del acceso a la ropa. Sin embargo ofrecen ropa de precio asequible para todo el que lo necesite, especialmente las personas que sufren dificultades económicas.

Los roperos también incorporan la vertiente de capacitación sociolaboral de participantes, ligada a la manipulación de la ropa. El dinero que se obtienen se reinvierten en acciones sociales ligadas a las Cáritas parroquiales, especialmente con los participantes que se acompañan desde el proyecto. Además, el programa también contribuye al consumo responsable mediante el reciclaje y los talleres de costura solidaria.

El acto se inició con unas palabras de Juan Roig, subdirector de Cáritas Interparroquial de Salou que enmarcó el programa Filigrana dentro del proyecto global de Carías Salou. A continuación Francisco Roig, director de Cáritas Diocesana, agradeciendo la labor de los responsables y voluntarios del programa, hizo una breve explicación del programa y de su valor actual. Seguidamente Pere Granados, alcalde de Salou, elogió la labor que se hace desde Cáritas y su valoración positiva para el municipio. Finalmente, el rector de la parroquia Santi Soro, hace cerrar el acto con unas breves palabras y realizando una pequeña celebración de bendición de los nuevos locales. El acto finalizó con un tentempié a los locales de la parroquia.