Durante el verano haz como María, dedicale tiempo a Jesús, no te olvides

marta_i_mariaMaría, simplemente, se sento al lado del Señor y escuchaba lo que decía. ¿Simplemente? Muchas veces lo fácil es no pensar, no escuchar, no detenerse durante un instante para repensar qué estamos haciendo en esta vida.

Sin embargo, María consigue dejarlo todo y escuchar al Señor. ¡Qué complicado es a veces que escuchemos al Señor! ¡Y qué complicado es que hoy las personas puedan pararse para escuchar lo que el Señor les dice! El problema no es que el Señor no les diga cosas a las personas, sino que como las personas no dedican tiempo a estar en silencio, pues no pueden escuchar a Dios.

Marta no para de hacer cosas, muchas cosas. Todo el rato haciendo cosas… Pero se está olvidando de lo más importante: escuchar a Jesús, estar pendiente de lo que Él nos dice a cada uno de nosotros.

La oración es el momento ideal donde podemos escuchar al Señor. Si no dedicamos al día un tiempo para la oración, estaremos como Marta: podemos hacer muchas cosas, pero puede ser que no escuchemos la voz más importante: la voz del Señor.

ORACIÓN

Haz Señor Jesús
que sepa, que sepamos dar
nuestro tiempo para estar contigo,
con el Padre, con esta y aquella otra persona.
Señor Jesús, haz que sepa dejar
los papeles, el ordenador, la Tablet,
el WhatsApp… para más tarde
siempre que una persona en algo
pueda necesitarme.
Que tu Iglesia Señor Jesús
sea maestra en el saber estar
y que no se afane tanto por rodearse
de cosas, aunque sean muy buenas
sino que lo que de verdad busque sea
estar a tus pies a la manera deMaría
y estar a los pies de tantas personas
de nuestro mundo que necesitan
ser escuchadas, valoradas.
Ayúdanos Señor Jesús a ser hoy
como María.
Así sea.