Inmaculada Concepción de María / A / 2019

Leer la Palabra de Dios

Leer la Hoja Dominical

 

 

Lectura Espiritual

Hagamos una prueba. Lleguemos a orar en blanco. Arriesguémonos a perder ratos de oración sin llevar nosotros la iniciativa, el control de su desarrollo. Digámosle: “Vengo a tratar de lo que Tú quieras; dime lo que te plazca, mi actitud es la del profeta: habla, Señor, que tu siervo escucha”. Y no pensemos que será alguna vez aislada aquella en la que Dios se digne comunicarse con nosotros, sino que su interpelación será más continua que la que tenía con sus Apóstoles en la convivencia cotidiana.

Entonces nuestra vida se llenará de dicha e inmensa seguridad: tenemos Dueño, tenemos Guía, tenemos Maestro. No llevamos nosotros el timón del barco. Somos conducidos en cada instante por una Voluntad que acertará a meternos por senderos de eternidad. Ya no sabremos vivir de otra manera, porque nuestra indigencia habrá quedado colmada por su infinitud.

La experiencia de Luigi Guissani podría ser también la nuestra. Decía el fundador de Comunión y Liberación: “Recuerdo que en una pequeña imagen del Cristo de Carraci, que tenía delante de mi mesa de estudio, había escrita una frase de Möhler, el gran teólogo alemán del ochocientos: ‘Yo pienso que no podría seguir viviendo si no lo pudiera seguir escuchando’. Los años sucesivos no hice otra cosa que profundizar y dilatar la persuasión de aquella afirmación de Möhler” ojalá nos ocurra lo mismo: no ser capaces de vivir, ni decidir, ni dar un solo paso si no es porque antes lo hemos escuchado a Él.

Sin embargo, es bueno considerar que, en el respeto a nuestra libertad, las respuestas de Dios no se imponen con violencia. Señor de toda cortesía, espera que captemos al vuelo sus insinuaciones, respondiéndolas prontamente. No avasalla, no conduce las almas a empellones. Dios es finura y suavidad, discreción y respeto: “Cree en todo lo que Dios te susurra en tu corazón”, recomendaba la beata australiana Mary McKillop.

Dios, a base de susurros, logra conducirnos a nuestro fin respetando delicadamente nuestra libertad. Por eso la frecuencia de sus comunicaciones y lo leve de su comunicar nos inclinan a no desaprovechar ninguna de sus luces.

Estamos invitados entonces a fijarlas no solo en la memoria -que no será siempre un aliado seguro-, sino también en el papel. Con el transcurrir de los meses y los años comprobaremos la reiterada intervención de Dios en nuestro mundo interior. La oración de escucha, la acogida de esa Presencia y de esa voz, acabarán constituyendo un tesoro al que podremos recurrir una y otra vez para estrechar los lazos que nos unen al Señor.

Ricardo Sada; Consejos para la oración mental

El video del Papa, diciembre 2019. El futuro de los más jovenes

Los niños son los primeros en sufrir las guerras, la corrupción, la pobreza, los desequilibrios y desastres ambientales. Esto hace que sus derechos, desde el derecho a jugar o estudiar hasta el de ser escuchados, deban ser especialmente protegidos.

“Cada niño marginado, cada niño abusado, cada niño abandonado, cada niño sin escuela, sin atenciones médicas, es un grito que se eleva a Dios.

En cada uno de ellos es Cristo, que vino a nuestro mundo como un niño indefenso, es Cristo quien nos está mirando en cada uno de esos niños.

Recemos para que todos los países decidan tomar medidas necesarias para hacer que el futuro de los niños sea una prioridad, especialmente de aquellos que están sufriendo.”

El Video del Papa difunde cada mes las intenciones de oración del Santo Padre por los desafíos de la humanidad y de la misión de la Iglesia.

Si vols veure més vídeos sobres les intencions del Papa els trobaràs a http://www.elvideodelpapa.org

 

Aunque no creas … Todos tenemos un ángel, especialmente en Navidad

Campanya Càritas Catalunya per aquest Nadal

Cáritas Cataluña ha iniciado la campaña para esta Navidad con el lema «Aunque no creas … Todos tenemos un ángel, especialmente en Navidad».

El anuncio de la campaña muestra como un hombre de cincuenta años busca trabajo de forma infructuosa. Después de una larga espera, un ángel le hace recuperar la confianza en sí mismo y consigue que el desenlace de su búsqueda laboral sea positivo. El spot finaliza transmitiendo con la voz en off el mensaje: «Aunque no creas, todos tenemos un ángel».

Gracias a miles de personas que confían en la labor de Cáritas durante el año 2018 las Cáritas diocesanas ayudaron más de 220.000 personas en toda Cataluña. Pero, desgraciadamente, las desigualdades no merman sino que crecen. Por este motivo, Cáritas pide ángeles que velen por las personas más necesitadas, por las más frágiles, por las que se quedan atrás; y manifiesta que la unión de todos es la esperanza de estas personas.

Las Cáritas de las diez diócesis con sede en Cataluña, que tienen como misión coordinar, orientar y promover la acción caritativa y social en cada diócesis, aglutinan más de quinientas Cáritas parroquiales que suman unos 12.215 voluntarios y voluntarias, el pilar básico e insustituible de la acción de Cáritas.

Cáritas quisiera ser el ángel de aquellas personas que, por diversas circunstancias de la vida, han perdido la esperanza, se encuentran en situación de exclusión, de pobreza severa, de injusticia, de soledad, de tristeza. El ángel de Cáritas podemos ser todos los miembros del Pueblo de Dios: sacerdotes, voluntarios, trabajadores, colaboradores, socios, donantes, simpatizantes y todos de buena voluntad que comparte la misión de Cáritas: acompañar a las personas que llaman a nuestras puertas y ponerlas en el centro. Y tú, quieres convertirte en su ángel?

I Domingo Adviento / A / 2019

Leer la Palabra de Dios

Leer la Hoja Dominical Dominical

 

 

Lectura Espiritual

La Imitación da otra pista para verificar si la escucha es la precisa, la justa. Se trata del consuelo: “Cuando Jesús no habla de dentro, muy vil es la consolación; más si Jesús habla una sola palabra, gran consolación se siente”.

Antes, el autor había garantizado otro modo de distinguir la voz de Dios: la dulzura, la paz, la familiaridad: “Dios visita a menudo al hombre interior; le hace oír su palabra llena de dulzura; le concede los más agradables consuelos, paz abundante, singular familiaridad. Guárdate, pues, lugar, cerrando la puerta de tu alma a todo lo demás”.

Debemos confiar que una actitud permanente y abierta nos irá dando la capacidad de escuchar y de interpretar adecuadamente aquello.

Santa Teresa dice que estando cerca de Jesús entenderemos lo que nos dice por el meneo de los labios.

Es el ejercicio prolongado de familiaridad con Él, y acabará sucediéndonos lo de los niños, que a fuerza de oír hablar a sus padres y de balbucir vocablos con ellos, aprenden a hablar, y a hacerlo como ellos.

Nosotros, a fuerza de estar y estar con el Señor, a fuerza de rumiar sus palabras, sus acciones, sus sentimientos, acabaremos hablando, actuando y pensando como Él.

Ricardo Sada; Consejos para la oración mental