Domingo XX tiempo ordinario / C / 2019

Leer la Palabra de Dios

Leer la Hoja Dominical

 

 

Domingo XIX tiempo ordinario / C / 2019

Leer la Palabra de Dios

Leer la Hoja Dominical

Mostra l’entrada

Lectura Espiritual

Hoy completamos la catequesis sobre la quinta petición del Padrenuestro, deteniéndonos en la expresión «como nosotros perdonamos a los que nos ofenden» (Mt 6,12).

Hemos visto que es propio del hombre ser deudor ante Dios: de Él hemos recibido todo, en términos de naturaleza y gracia. Nuestra vida no solo fue deseada, sino amada por Dios. Realmente no hay espacio para la presunción cuando unimos las manos para orar. No existen self made men en la Iglesia, hombres que se han hecho a sí mismos. Todos estamos en deuda con Dios y con muchas personas que nos han dado condiciones de vida favorables. Nuestra identidad se construye a partir del bien recibido. El primero es la vida…

Llegir [+]

 

Domingo XVIII tiempo ordinario / C / 2019

Leer la Palabra de Dios

Leer la Hoja Dominical

 

Lectura Espiritual

Después de pedir a Dios el pan de cada día, la oración del Padre Nuestro entra en el campo de nuestras relaciones con los demás. Jesús nos enseña a pedirle al Padre: «Perdónanos nuestras deudas, así como nosotros hemos perdonado a nuestros deudores» (Mateo 6, 12). Como necesitamos el pan, así necesitamos el perdón. Y esto cada día.

El cristiano que reza pide a Dios ante todo que le perdone sus ofensas, es decir sus pecados, el mal que hace. Esta es la primera verdad de cada oración: aunque fuéramos personas perfectas, aunque fuéramos santos cristalinos que no se desvían nunca de una vida de bien, somos siempre hijos que le deben todo al Padre…

Llegir [+]

 

El video del Papa, agosto 2019. Las familias, un laboratorio de humanización

En las familias se aprenden las cosas que nos acompañarán toda la vida. En ellas se forman nuestros valores. Y, sobre todo, son el lugar donde primero descubrimos el amor a través de nuestros padres y nuestros hermanos, reflejo del amor de Dios. Amar y ser amados nos humaniza, nos ayuda a reconocer el amor de Dios. Jesus nos ha revelado este camino. Vivamos este amor en nuestras familias uniéndonos en la oración.

“¿Qué mundo queremos dejar para el futuro? Dejemos un mundo con familias.

Cuidemos las familias porque son verdaderas escuelas del mañana, son espacios de libertad, son centros de humanidad.

Y reservemos un lugar destacado en ellas para la oración, personal y comunitaria.

Recemos para que las familias, gracias a una vida de oración y a una vida de amor, se vuelvan cada vez más «laboratorios de humanización”.

Si quieres ver más video sobre las intenciones del Papa los encontrarás en http://www.elvideodelpapa.org